Menu

Ser un propietario exitoso

Mantenimiento de la casa | Priorización de mejoras | ¿Hacerlo usted mismo o llamar a un profesional? | Asegurar su casa | Establecer una reserva para momentos de dificultades económicas | Obtener ayuda para dificultades económicas

¡Lo ha logrado! Tiene nuevas llaves: ¡las llaves de su casa!

Convertirse en propietario de vivienda es emocionante, pero también supone mucha responsabilidad y trabajo duro. En esta sección del sitio, obtendrá más información sobre lo que puede esperar después de comprar una vivienda.

Mantenimiento de la casa

Cuando usted firma la hipoteca al realizarse el cierre, empeña su casa como garantía para el préstamo. Tiene la responsabilidad de asegurarse de que la propiedad conserve su valor como garantía para el préstamo. También querrá mantener su casa para que siga siendo una buena inversión para usted.

Todo propietario de vivienda se encontrará tarde o temprano con gastos por reparaciones imprevistas y trabajos de mantenimiento de rutina. Deberá aprender acerca de los sistemas mecánicos y la construcción de su casa (y cuánto costará mantenerla) para poder elaborar un presupuesto que le posibilite una buena conservación. Las reparaciones que se realizan después de firmar la documentación del cierre generalmente no son responsabilidad del propietario anterior.

Además del costo del mantenimiento futuro, podrá haber algunos gastos iniciales en los cuales quizás no haya pensado, como por ejemplo:

  • Equipos de jardinería y para mantener el césped
  • Equipos para remoción de nieve
  • Plaguicidas
  • Herramientas eléctricas
  • Artefactos
  • Botes de basura
  • Tasas por servicios cloacales, suministro de agua o recolección de basura

Finalmente, es posible que desee emprender proyectos para mejorar su nueva casa. Todos esos gastos, además de su nuevo pago de la hipoteca, requieren que usted elabore un presupuesto y ahorre con sensatez. Seguir completando el Planificador de gastos mensuales lo ayudará a planificar y ahorrar para las mejoras y reparaciones necesarias para su vivienda.

arriba

Priorización de mejoras

¿Qué hacer primero? Ésta puede ser una decisión difícil para quienes compran una vivienda por primera vez. Resulta tentador hacer mejoras estéticas, como colocar un nuevo empapelado en las paredes o cambiar las alfombras, porque estos cambios son más visibles.

Pero parte de la responsabilidad de ser propietario de una vivienda consiste en priorizar los proyectos y considerar las mejoras que tienen más probabilidades de aumentar el valor de su propiedad o de disminuir sus gastos.

Por ejemplo, puede ser mejor reemplazar una vieja calefacción a gasoil por una con consumo eficiente de gas antes que comprar una nueva alfombra para la sala de estar. Será necesario que prevea y elabore un presupuesto para los problemas graves que puedan presentarse, como una filtración en el techo o una caldera que ya no funciona, y que serán más importantes que las mejoras estéticas.

La mejor manera de anticipar los problemas es inspeccionar la casa regularmente y realizar ciertas tareas de mantenimiento de rutina. Consulte las Sugerencias para el mantenimiento para conocer los elementos que debe inspeccionar. También identifica algunas tareas de mantenimiento específicas que se deben realizar y con qué frecuencia.

Si tiene las habilidades necesarias para realizar usted mismo todas o algunas de estas tareas, de todos modos deberá destinar un presupuesto para la compra de las herramientas o los materiales necesarios. Si usted no es especialmente habilidoso, puede utilizar esta lista de control para predecir el trabajo que será necesario hacer, de modo que pueda presupuestar el dinero suficiente para contratar a quien lo haga.

arriba

¿Hacerlo usted mismo o llamar a un profesional?

Puede ahorrar dinero aprendiendo a hacer algunas reparaciones básicas en el hogar. Habitualmente se ofrecen cursos para reparaciones en el hogar a través de instituciones públicas de educación para adultos, escuelas de enseñanza técnicas locales, programas de extensión universitaria u organizaciones sin fines de lucro.

Seguramente habrá situaciones en las cuales deba emplear a un carpintero, un plomero, un electricista, un servicio de reparación para artefactos eléctricos o de refrigeración/calefacción. Pida referencias a familiares, amigos o vecinos. Entreviste a tres o cuatro contratistas en cada oficio. Compare su experiencia, precio, políticas, personalidad y disponibilidad. Aunque el precio por cierto es un factor a tener en cuenta, no debe ser el único factor a la hora de seleccionar a un contratista.

arriba

Asegurar su casa

Como requisito del préstamo hipotecario, usted obtuvo un seguro para propietarios de vivienda.

En algunos casos, los prestadores destinan a un depósito en garantía parte del dinero de su pago hipotecario mensual para cubrir la renovación anual de su prima del seguro para propietarios de vivienda. Sin embargo, si su prestador no reserva dinero para la renovación de su seguro para propietarios de vivienda, usted deberá planificarlo en su presupuesto y ahorrar ese dinero usted mismo.

Tal vez sea conveniente que revise de vez en cuando los niveles de cobertura para asegurarse de que su vivienda esté correctamente protegida.

arriba

Establecer una reserva para momentos de dificultades económicas

Nadie que compra una casa quiere pensar en perderla. Pero la realidad es que la recesión, los despidos, las enfermedades, las lesiones y la muerte pueden afectar drásticamente el panorama financiero de cualquier persona, con escaso o ningún aviso previo.

Cuando usted es propietario de una casa, tiene una inversión que proteger. Después de todo, ha pagado el adelanto y ha realizado los pagos de la hipoteca todos los meses. La mejor manera de proteger esa inversión es continuar elaborando su presupuesto y ahorrando dinero.

Los expertos sugieren que se debe acumular una reserva que sea equivalente a los gastos necesarios para cubrir su costo de vida durante tres a seis meses. No se puede ahorrar ese dinero de un día para otro, pero usted debe fijarse como objetivo acumular tal reserva lo más pronto posible una vez que compre su vivienda.

Es muy importante que continúe elaborando un presupuesto después de que compre una vivienda. Siga utilizando el Planificador de gastos mensuales, especialmente si se produce un cambio en su situación financiera. Controle sus facturas mensuales y utilice con sensatez sus tarjetas de crédito.

arriba

Obtener ayuda para dificultades económicas

Si llega a experimentar dificultades financieras imprevistas, no tema pedir ayuda. Lo peor que puede hacer es esperar hasta que esté tan atrasado en sus pagos que sus prestadores acudan a una agencia de cobro.

Al comunicarse de inmediato con sus prestadores de crédito, es posible que pueda realizar pagos más bajos temporalmente, hasta que recupere la solvencia habitual. También puede consultar a un asesor financiero profesional o a una agencia de asesoramiento en crédito y presupuesto, si necesita ayuda para elaborar un plan de presupuesto/reducción de la deuda.

Si no está en condiciones de realizar el pago mensual de su hipoteca, lo mejor que puede hacer es comunicarse con su prestador. Muchos prestadores trabajan con los prestatarios que tienen buenos antecedentes crediticios para acordar una reducción temporal en los pagos mensuales hasta que éstos recuperan su solvencia habitual.

arriba

 
Enlaces útiles
Enlaces útiles

Tomar la prueba para compradores de viviendas

Calculadoras financieras

Preguntas frecuentes

Glosario

Recursos